Día de la Paz 2015

Padre de todos, musulmanes, cristianos, judíos, ortodoxos, palestinos…

te pedimos que los hombres y mujeres de nuestro mundo

escuchen en su interior el clamor de la paz

y dejen el ruido de las armas que matan y destrozan corazones;

que no triunfe el odio, que no se utilice el poder para matar

 ni para tormar represalias; que la violencia no nos convierta en inhumanos.

Padre, que podamos hacer realidad el sueño de todos: un mundo donde se respeten los derechos humanos, donde los más pobres sean escuchados y atendidos, donde podamos compartir lo que somos.  

Padre nuestro, tú conoces lo que somos,

por eso te pedimos que acrecientes el valor

y el respeto por la vida, el perdón y la reconciliación.

Padre nuestro, no nos dejes caer en la tentación de estar solos,

de creernos perfectos

o con derecho a imponernos sobre los demás.

Danos la paz en un corazón reconciliado